fachada

 

La Monastrell

En el mundo hay aproximadamente unas 120.000 has., de las cuales 50.000 ha se localizan en España y de ellas, alrededor de 400 has. son propiedad de la familia Castaño.

Esta variedad se adapta perfectamente a las condiciones climáticas y orográficas de Yecla, ya que es capaz de aguantar las diferencias de temperatura, los veranos calurosos y los inviernos prolongados y fríos. Pero sobre todo es capaz de soportar periodos largos de sequía, en los que su desarrollo y producción descienden considerablemente.

Ya en el siglo XV hay constancia de la presencia de esta variedad en España, sobre todo en la zona de Levante, desde donde se ha ido extendiendo a otras latitudes.

En Francia la variedad se conoce como MOURVÉDRE, nombre que proviene del topónimo visigodo de la ciudad de Sagunto, en Valencia, en California y en el sur de Australia se conoce como MATARÓ.

Gracias a las condiciones que ofrece la zona del Altiplano, donde confluyen clima mediterráneo y continental, la Monastrell aporta todo su color, cuerpo, estructura y suavidad, por lo que se puede afirmar que es su mejor hábitat.